jueves, 29 de abril de 2010

"El dilema"


" El dilema "

Tengo un gran dilema. No sé cómo me llamo. Así de claro lo digo, para quién me quiera escuchar.Estoy viviendo una pesadilla, y por mucho que lo intento no sé salir de ella. Estoy desesperada. Desde aquí, hago un llamamiento, por si alguien es capaz de darme una pequeña información; de quién soy, y por qué estoy en este estado. Supongo que antes tendría algún nombre, que sería una persona normal, pero no tengo la completa seguridad de que sea así. Hace tanto tiempo que nadie me nombra, que dudo de que tenga nombre. No tengo recuerdos; ni buenos ni malos, sólo vacío. Creo que soy un ser oscuro y extraño, un ente innombrable.
Me da la impresión de que no existo. Por eso nadie me nombra, pues no soy real, y probablemente sea un mal sueño que alguien está teniendo, una mala vivencia.
Siempre deambulando sola. Por el día sola. En la noche sola, terriblemente sola. Sin amigos, sin afectos, sin amores y en soledad hasta de pensamientos. Sola. No es una soledad buscada, sino por motivos diferentes, encontrada. Que más de una vez me asfixia.
Me acostumbré a ser así. Hace tiempo que me acepto como soy. Ya no me reprocho ni me pregunto nada, sólo intento vivir. Me refugio en mi amnesia, y dejo que el tiempo pase.
Cierto día, oí un lamento desgarrador. Alguien lloraba, lamentándose de su suerte en el amor. Maldecía e injuriaba, al ingrato olvido y a la soledad que sufría, a causa de la persona que ella amaba. Invocaba a todos los Dioses, para que la ayudasen a salir del olvido y soledad de su profundo desamor.
Un estremecimiento recorrió todo mi ser, ya tenía solución para mi dilema. Comprendí quien era, y recordé como era mi nombre.

miércoles, 28 de abril de 2010

"El hombre"


Foto: D.Melián

El hombre,
encumbrado en sus pensamientos,
miraba hacia el mar.
El azul,
reflejando la verdad,
tenía un color muy intenso.
La tarde era silenciosa
y las nubes dormían.
Le fluían destellos del alma
y la mirada la tenía ansiosa.
El aire,
perfumado de violetas,
impregnaba a todos los sentidos.
Las ventanas,
se abrían a lo vivido,
giraban las penas como veletas.
Los árboles,
arropaban su tristeza;
que de todos sus poros fluían.
De sus ojos,
lágrimas salían;
pues se le escapaba su entereza.
Para sus penas,
sólo pedía descanso.
Sólo un pequeño remanso
para descansar,
de las pesadas cadenas.
¡ Y al Dios de los olvidados ¡
Como algo muy sentido,
que le nuble la mente
para conseguir olvido.

domingo, 25 de abril de 2010

"Un extraño personaje"


La primera vez que me crucé con él. Aún no era el tiempo de conocerlo y pasó por mi lado rápidamente, y por tanto, no lo reconocí. En ese momento, desconocía quién era y para mí pasó inadvertido, sin pena ni gloria.

La siguiente vez, fue muy diferente. Se hizo notar mucho e inmediatamente supe quien era. Representaba como nadie la sensación de júbilo, la alegría y las ganas de disfrutar de la vida. Muchos comentaban que era lo mejor que les había pasado en su existencia.

Dicen… pues nadie lo sabe con certeza, que se suele dar a conocer profundamente en la vida de una persona, -para bien o mal -, aproximadamente unas dos veces en todo un ciclo. Que es loco, frívolo e intemporal y nunca rehúye las diferentes escala de edades.

También cuentan, que según llega y pasado algún tiempo, insensiblemente desaparece. Dejando un reguero de desolación, abandono y tristeza por doquier.

viernes, 23 de abril de 2010

"La mirada"


Me gustaría poder conocer el secreto de tu mirada , y daría hasta lo imposible. Pero probablemente sea de otra persona ese privilegio y no me corresponda a mí,el
desvelar lo profundo del secreto...

viernes, 16 de abril de 2010

"El mundo de la seguridad"

Foto: Néstor M.

Gran Vía futurista.

Educados en el silencio, la tranquilidad y la austeridad, de repente se nos arroja al mundo; cien mil olas nos envuelven, todo nos seduce, muchas cosas nos atraen, otras muchas nos enojan, y de hora en hora titubea un ligero sentimiento de inquietud; sentimos y lo que sentimos lo enjuaga la abigarrada confusión del mundo.

GOETHE

martes, 13 de abril de 2010

"Confucio"

"Saber que se sabe lo que se sabe
y que no se sabe lo que no se sabe;
aquí el verdadero placer"
Color del texto

jueves, 8 de abril de 2010

Sábados Literarios de Mercedes


"Salomé"

Se detuvo enfrente de la entrada del local y leyó el nombre: “La morada de las almas perdidas”. Después de emplear algún tiempo buscándolo, por fin lo había encontrado. Empezó a bajar los escalones con sumo cuidado, lentamente, llegándole a sus oídos con mucha intensidad, los acordes de “Sympathy for the Devil”. Le gustó mucho lo que oía. El tema de los Rolling Stones, siempre le había encantado. Era muy emblemático en su vida.

La decoración y el ambiente de la sala la cautivaron, no había visto otra cosa igual en su vida. La diversidad y barroquismo de la gente era increíble. Le hacía sentirse como si estuviera viviendo otra vida diferente a la suya.

Intuía que muchos ojos la miraban, pero todavía no se había acostumbrando a la penumbra y no visualizaba bien la procedencia de las miradas. Sintió una angustia vital, sintiéndose desamparada y abandonada lo que le provocó una gran inseguridad. Llevada por un impulso y con recelo se dirigió al sitio que creía más seguro dentro de la sala. Se sentó en la mesita con luz de quinqué, sin percatarse de que había una persona allí.

Levantó la cabeza y miró fijamente a la cara de la persona que tenía enfrente. Le recorrió un escalofrío por todo su cuerpo. Dos ojos de diferente color la observaban. Uno de ellos, el de color gris, reflejaba una irreverente sorpresa. Mientras el de color verde denotaba una cínica alegría. Sus labios mostraban una irónica y maquiavélica sonrisa. Le sobrecogió lo que observaba, pero extrañamente el conjunto le pareció de una gran belleza. Sintiéndose terriblemente atraída por él. Comprendió que en otro momento de su vida le había querido con locura.

De golpe todo su pasado se hizo presente. Venía a su mente los nefastos momentos de su gran desamor, de su profunda tristeza, de su desarraigo por vivir. Y lo más tremendo, justo el momento de quitarse la vida.

La aterciopelada voz de su amo la devolvió a la realidad actual, sacándola de su tribulación:

¡Bienvenida de nuevo a la Morada de la vida...! Salomé.


* Si te apetece leer más relatos lo puedes hacer:

http://rigobertoelfantasma.blogspot.com


domingo, 4 de abril de 2010

"Josefina Pla"

Playa de Famara e Islotes(Lanzarote)

"El amor realizado"

El amor realizado es un sorbo de muerte
que nos pasa los labios, que se filtra en las venas.
El alma que nos cambia es más ancha y vacía:
más triste y más sedienta, la boca que nos deja.

Dentro del corazón, alárgase una sombra
cada vez que los labios su antiguo vaso llenan.
El amor realizado aguza en nuestros ojos
del imposible anhelo la trémula saeta,
y es paso que prolonga, en cruel hechizo mágico,
ante la planta laxa la cansadora meta...

Amor: perfecto guía para ir al encuentro
del dolor apostado al fin de cada senda...

Frente a las dunas de Corralejo, a muy poco distancia,cruzando el brazo de mar de la Bocaina, encontramos otra joya aislada de la naturaleza de las islas, el Islote de Lobos.Curiosamente allí nació, el 9 de noviembre del año 1903 Josefina Pla, la poetisa, dramaturga, narradora y artista que fue tras emigrar a Latinoamérica, un referente de las letras paraguayas y de la cultura universal. Y miren por donde, nació de la única familia que poblaba la isla a principios de siglo pasado, la del farero que fue destinado a Lobos desde Alicante. Esas cosas sólo ocurren en Canarias,donde la tierra imprime un carácter tan creativo. La época del año en que nació Josefina, coincide con la época en la que los pollos de pardelas cenicientas son volanderos y empiezan a abandonar sus nidos. En Lobos sólo se oye el susurro del viento, el batir suave de las olas en la costa y las llamadas de muchas de las aves que pululan por la isla. Posiblemente uno de los primeros sonidos que oyera la escritora cuando nació- aparte de los llantos y sollozos de la alegría de la madre recién parida- fueron los chillidos de las pardelas. Esas que nacieron en esa misma época que ella y que seguirían las mismas rutas de migración que la literata recorrió posteriormente hasta acabar en Paraguay, su tierra de acogida.